Compartir

La Prensa

San Pedro Sula, Honduras.

Como es su costumbre, el candidato presidencial de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla, ingresó a la gradería del estadio Olímpico Metropolitano durante el encuentro Honduras-Australia para saludar a los aficionados sin imaginarse que recibiría un baño de líquidos no identificados por parte de personas contrarias a su movimiento político.

El bochornoso momento inició cuando el presidenciable realizó su tradicional “vuelta olímpica”, en la que generalmente despierta la simpatía del público, e ingresó al sector de preferencia para saludar a sus seguidores.

De lo que no se percató Nasralla es que en ese sector también había personas rivales a su movimiento que comenzaron a gritar consignas en su contra.

Justo cuando Salvador se acercaba al portón de salida de la localidad un aficionado le lanzó un vaso con líquido que bañó al presentador e hizo que se diera la vuelta para responder a la agresión.

En ese momento recibió más líquido y vasos de cartón.

Después, Nasralla abandonó la gradería.

A pesar del incidente, el comentarista deportivo y político continuó saludando a la gente de otros sectores del estadio.