Compartir

4 
 Las capacidades de los buses van desde los 30 a 50 personas sentadas.

Tegucigalpa,HondurasLos viejos, sucios e incómodos buses amarillos que circulan en la capital quedarán ahora solo en postales para la historia.

Para antes del mes de mayo del presente año, los transportistas de la capital esperan adquirir unas 100 nuevas unidades que serán traídas desde México para sustituir a esas viejas unidades.

Jorge Lanza, dirigente del transporte público, informó a EL HERALDO que todavía no se conoce el precio de cada unidad porque fueron solicitadas con modificaciones para la instalación de cámaras de seguridad, botones de pánico y sistema de posicionamiento global (gps).

“Son 300 unidades regulares que se tienen que sustituir, pero se hará de manera gradual, por lo que el primer lote será de 100 unidades, con capacidad de entre 35 y 50 pasajeros”, detalló Lanza.

Estas unidades, de las que serán traídas tres tipos con capacidades diferentes, operarán en las mismas rutas de los buses amarillos que sean sustituidos.

Los fondos para adquirir estos nuevos automotores provienen de la deuda del gobierno del bono que se otorgaba a los transportistas.

“Con la deuda que había de 1,350 millones de lempiras por el pago del bono compensatorio, el gobierno se comprometió a pagar las unidades que se compren”, reveló Lanza.

Por lo que se acordó que se destinaran más de 360 millones de lempiras en buses, 400 millones de lempiras para patios talleres, terrenos y tecnologías; y 200 millones de lempiras para seguridad.

Los dirigentes del transporte también realizaron viajes a Colombia y Brasil para conocer más sobre otras unidades y el funcionamiento del transporte urbano de esas ciudades.

“Es un gran primer paso para la transformación del transporte urbano, primero se comenzará con la capital, para luego comenzar a aplicarlos en todo el país”, explicó el dirigente del rubro.

Buses modernosLas unidades tendrán un ancho de 2.

5 metros y entre ocho y 12 metros de largo con una altura de más de tres metros.

“La compañía traerá a ingenieros desde México a realizar recorridos por las rutas de la capital con el fin de conocer sobre ellas, para que los motores y cajas de cambios traigan especificaciones según sus recorridos”, confirmó a EL HERALDO Fernando Lama, representante de Dina en Honduras.

Con esto, las unidades que funcionen en la ciudad serán adecuadas acorde a las necesidades de movilidad de los pasajeros de Tegucigalpa y Comayagüela.

“También se capacitará a los mecánicos y conductores para que den el mantenimiento adecuado a los automotores, de igual forma se certificará a los talleres con el fin de reducir costos de operación”, manifestó Lama.

Otra de las acciones que analizan los transportistas es la instalación del sistema de seguridad, si se realiza en México o en Honduras.

Las unidades tienen un promedio de vida útil de 17 años realizando el mantenimiento adecuado, a esto se le suma los cinco años de repotenciación que da la Ley del Transporte Terrestre de Honduras.

Miguel Moreno, un capitalino que a diario usa hasta cuatro buses a diario para trasladarse por la ciudad, espera que esta noticia sea una realidad.

“Hace mucho tiempo que se viene escuchando sobre este temas de mejorar las unidades, esperamos que sea pronto”, agregó Moreno.

Las autoridades del Instituto Hondureño de Transporte Terrestre serán las encargadas de regular el costo del pasaje de las nuevas unidades.

Las unidades ya no serán de personas naturales sino que pertenecerán a una sola empresa, evitando así las rivalidades entre los propietarios.

Las compras de unidades se harán mediante el consorcio Sistemas Integrados de Transporte Hondureño Sociedad Anónima (SITHSA).