Compartir

La Prensa

RedacciónLas fallas de seguridad detectadas en procesadores, conocidas como Meltdown y Spectre, amenazan en futuro del gigante de la informática Intel.

Reportes de prensa recogen que algunos clientes de la compañía estudian la posibilidad de utilizar procesadores de otros proveedores.

Los mismos reportes recogen que una de las empresas beneficiadas de la situación podrá ser Advanced Micro Devices (AMD), que comparte parcialmente la estructura de procesadores x86 de Intel.

El riesgo de seguridad radica en que las fallas permiten que delincuentes informáticos potencialmente puedan acceder datos sensibles almacenados en los chips, tales como contraseñas almacenadas en computadoras y teléfonos celulares.

Consciente de la situación Intel se ha comprometido a asesorar a sus clientes en materia de seguridad, rendimiento de sistemas y compatibilidad.

Las soluciones a este problema, aparte de sustituir los chips vulnerados, implican la supresión de las amenazas cibernética por medio de parches de seguridad, los cuales podrían ocasionar una merma en el desempeño de los procesadores.

Si bien el remplazo de todos los procesadores afectados se antoja complicado y costoso, los usuarios ya están considerando expandir su gama de proveedores a fin de tener más opciones y evitar potenciales riesgos.