Compartir

Este seis de enero, miles de familias en México y otras partes del mundo degustarán una rosca, como parte de las celebraciones del día de los Reyes Magos, por lo que a propósito de la fecha, vale la pena conocer un poco más de esta tradición.

¿Qué es la Rosca de Reyes?

Es un pan de forma ovalada y sabor dulce, es decorada con fruta seca, escarchada y de diferentes colores, especialmente verde y naranja, en algunas ocasiones se encuentra rellena de nata, chocolate o crema.

En algunos sitios se acostumbra que la persona que dentro de su porción de rosca encuentra la figura representativa del Niño Dios será su padrino, lo vestirá y el día 2 de febrero (Día de la Candelaria), lo llevará a misa y ofrecerá tamales a los invitados.

La Rosca de Reyes a través del tiempo

En la antigüedad romana se conmemoraba el solsticio invernal, siendo esta la noche más larga del año, y como parte de la celebración se ofrecían panes circulares con ingredientes como frutos secos, entre los cuales se encontraban higos y dátiles.

Durante el siglo V y hasta el XV, se tomó esta tradición en la Europa medieval, fue entonces cuando los reinos españoles prepararon un pan redondo que contenía ingredientes del lugar, como por ejemplo naranja, almendras y pasas; en este tiempo en lugar de encontrar un “muñeco”, en el interior se encontraba una haba seca, y quien la hallaba se convertía en ese momento en Rey de la Haba y se le otorgaba la oportunidad de convertirse en rey por un día.

En el siglo XVI, la tradición de comer este peculiar tipo de pan llegó a México.

Simbolismos

Su forma ovalada representa el amor eterno de Dios, sin principio ni fin; los frutos secos y/o dulces son las distracciones del mundo terrenal; el muñeco, por su parte, representa al niño Jesús, escondido de las manos del Rey Herodes.

Más información en https://www.elsiglodetorreon.com.mx

Deja tu comentario