Compartir

Debido a que las bajas temperaturas elevan el riesgo de enfermarse, la jefa del Área Médica de DIF Zapopan, Guadalupe Pastrana Pérez, recomendó proteger del frío a niños y adultos mayores porque son la población más vulnerable.

Indicó que para evitar afecciones respiratorias entre la población infantil y de la tercera edad, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Zapopan exhorta a la ciudadanía a extremar precauciones en este periodo invernal.

“Como padres creemos que la temperatura de un adulto es como la de un niño, pero no es así, ellos necesitan estar más abrigados y protegidos, así como las personas de más de 60 años”, dijo Pastrana Pérez.

Entre las medidas de protección ante las bajas temperaturas está, cubrir el pecho, tórax y espalda; vigilar la vacunación y proporcionar abundantes líquidos ricos en vitamina C.

Asimismo la jefa del Área Médica de DIF Zapopan, sugirió a los padres de familia y familiares de adultos mayores, mantenerse atentos ante los síntomas de enfermedades respiratorias, evitar la automedicación y acudir al especialista.

Para prevenir enfermedades respiratorias en niños y adultos mayores el DIF Zapopan emite las siguientes recomendaciones: Cubrir el pecho, tórax y espalda; los chalecos son una prenda muy útil y que permite sentir libertad en los brazos.

Usar bufandas y cubrebocas si se sale muy temprano de casa y de ser posible, evitar salir muy temprano o al oscurecer; utilizar camisetas térmicas; proporcionar abundantes líquidos ricos en vitamina “C”, como agua de limón, de naranja o guayaba.

Bañar a los menores de noche (agua tibia a caliente) y vestirlos en el baño; no exponerse a corrientes de aire; no llevar a los menores, o a los adultos mayores, de visita a hospitales; a los bebés o adultos mayores no cubrirlos demasiado con cobijas porque pueden ahogarse.

Tener higiene con las prendas de invierno, lavarlas frecuentemente (bufandas, guantes, cobijas); estar al pendiente de la vacunación; seguir el protocolo de higiene (al estornudar utilizar el antebrazo, uso gel antibacterial, lavado frecuente de manos y si ya se está enfermo usar cubrebocas).

De acuerdo con personal médico es común que en estos días de frío los cambios de clima incrementan los casos de fiebre y a través de la sudoración los líquidos del cuerpo se consumen, por lo que tomar agua es lo ideal y se debe disminuir la ingesta de refrescos o líquidos con azúcar.

En caso de diarrea o vómito, complementar el consumo con electrolitos orales; algunos de los síntomas de deshidratación son saliva espesa, labios partidos o con un tono blancuzco, boca seca y piel reseca. Al día una persona debe tomar de 2 a 2.5 litros de agua al día, distribuidos durante la jornada y no en una sola ingesta.

No se debe automedicar, ante los primeros síntomas debe consultar a un médico para prevenir una posible intoxicación o incremento del cuadro de síntomas.

Más información en https://www.elsiglodetorreon.com.mx

Deja tu comentario