Compartir

El Heraldo

Tegucigalpa, HondurasAtaques a la propiedad pública y privada, además de un intento de incendio, provocaron este viernes, manifestantes extremistas del grupo de la Alianza de Oposición que marchaba en Tegucigalpa, liderados por el expresidente Manuel Zelaya Rosales.

Mientras otros solo hacían el recorrido pacíficamente, en contra de la reelección del presidente Juan Orlando Hernández, los extremistas se enfrentaron con piendras y cruces de la madera los militares.

A su vez, violentos manifestantes atacaron un hotel en la zona del Juan Pablo II mientras intentaban pasar por la fuerza un cerco policial-militar que protegía la antigua Casa Presidencial.

Algunos lograron ingresar al establecimiento y causaron el pánico, mientras trataban de provocar un incendio en los muebles del looby.

A su vez, otros ingresaron junto al expresidente Zelaya, hasta la plaza donde se construye el Centro Cívico Gubernamental, destruyendo algunas obras.

Al finalizar la protesta mediante el desalojo usando gases y chorros de agua, otros siguieron provocando el caos y la desesperación en la zona.

Muchos tomaron las calles de las Lomas del Guijarro y atacaron las instalaciones del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

Al menos 10 extremistas fueron detenidos por elementos de seguridad nacional, según dijeron los Derechos Humanos, en tanto que unos cinco elementos de seguridad resultaron heridos.

Vale decir, que la marcha comenzó a las 2:00 de la tarde en la zona de Miraflores, y transcurría con normalidad y en forma pacífica.

Miles de personas llegaban con banderas y consignas, hasta que los violentos comenzaron con los ataques.