Compartir

Estrategia y negocios

Por EFEUn avance del 90 % tiene el proyecto de instalación de una planta de recolección y traslado de deshechos sólidos de aeronaves que operan en el Aeropuerto Internacional de Tocumen en Panamá, obra de saneamiento que desarrolla la empresa española Oproler, informó hoy una fuente oficial.

La planta tendrá capacidad técnica para la recolección, selección y disposición final de los residuos orgánicos, inorgánicos, líquidos y no peligrosos que dejan las aeronaves que operan actualmente en la terminal aérea de Tocumen, la principal del país.

A final del mes de octubre pasado se realizaron las primeras pruebas de incineración con participación del Ministerio de Salud (Minsa) y del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), en las cuales se estableció que el proyecto cumple con los parámetros establecidos.

Actualmente se avanza con el trámite correspondiente para los permisos de ocupación por parte del Municipio de Panamá y el Minsa, así como con el del permiso de operación de calderas que otorga el Cuerpo de Bomberos de Panamá.

El Aeropuerto Internacional de Tocumen, S.

A.

(AITSA), entidad autónoma del Estado panameño que gestiona los principales aeropuertos del país, indicó en un comunicado que el proyecto de la Planta de Gestión de Deshechos Sólidos Internacionales en la terminal aérea registra un avance de 90 %.

Este proyecto fue adjudicado mediante licitación pública a la empresa española Oproler por un monto de 3,5 millones de dólares, que tendrá a su cargo la recolección y el traslado de los desechos internacionales, desde las plataformas del aeropuerto y las aeronaves, hasta la planta donde se le dará su tratamiento final.

Para el manejo de los desechos internacionales, unos 25 colaboradores de AITSA, MINSA y MIDA fueron capacitados durante el mes de agosto, al tiempo que la empresa constructora avanza en la pavimentación de los caminos de acceso, re-cercado perimetral e instalación de bomba contra incendio y sistema sanitario.

El Aeropuerto Internacional de Tocumen maneja unas 6 toneladas diarias de basura internacional que dejan las 40 compañías aéreas que operan entre las terminales de carga y pasajeros, residuos que la planta tiene previsto incinerar en jornadas de 8 horas diarias, según la información oficial.