Compartir

Estrategia y negocios

Por CNETHuawei quiere intensamente entrar en el mercado de Estados Unidos, pero todo parece indicar que este deseo se va a esfumar rápidamente.

Si la empresa china vio escurrirse entre los dedos de sus manos un acuerdo para vender el Huawei Mate 10 Pro con AT&T y Verizon por supuestas presiones del Congreso, la nueva ley introducida por el representante por Texas Michael Conaway no le va a gustar nada.

El proyecto de ley se basa en una acción anterior — del año 2013 — que incluía la prohibición de la venta de productos de ZTE a las agencias del gobierno de Estados Unidos y en otra presentada el año pasado que prohibía al Pentágono la adquisición de equipos de telecomunicaciones chinos o rusos.

La nueva propuesta propone prohibir la interacción de las oficinas del gobierno con empresas que utilicen equipos de telecomunicaciones producidos o proporcionados por Huawei Technologies Company o ZTE Corporation o cualquier subsidiaria de las mismas.

El proyecto de ley cita todas las investigaciones previas que han conducido a pensar que estas dos empresas colaboran directa o indirectamente con el Partido Comunista Chino e incluso comentarios del ex director de la CIA el General Michael Hayden, quien aseguró en su momento que Huawei habría “compartido con el estado chino su conocimiento profundo y extenso de los sistemas de telecomunicaciones extranjeros con los que está involucrado”.

Según TechCrunch el año pasado se conoció que ZTE había utilizado una contratista para venderle dispositivos al Pentágono y al Departamento de Seguridad Nacional.

Desde entonces se han endurecido las restricciones.

ZTE ya tuvo que pagar una multa de cerca de US$900 millones el año pasado debido a que rompió el bloque que Estados Unidos mantiene contra Irán al venderle tecnología.

Sin embargo y a pesar del mea culpa, la empresa no ha podido recuperarse de ese episodio en el país.

En el segmento móvil ZTE es la quinta empresa que más vende teléfonos en Estados Unidos, aunque ha llegado a estar en el segundo y tercer lugar.

Huawei aún no tiene una posición importante debido a que no ha podido vender con operadoras locales y Honor sigue vendiéndose a través de tiendas en línea.

El propio presidente de la división de consumo de Huawei, Richard Yu, dijo durante el CES 2018, lo duro que estaba resultado la entrada de la tecnología móvil de la empresa a Estados Unidos.

Sin embargo los móviles no son la mayor preocupación del Congreso tanto como las redes de telecomunicaciones, en donde ambas empresas son líderes mundiales.

La prohibición de que las contratistas del gobierno utilicen dispositivos de telecomunicaciones y otras tecnologías de Huawei o ZTE, podría de facto prohibir el uso de las dos marcas en Estados Unidos.

Si una empresa que trabaja para el gobierno no puede usar para su comunicación interna teléfonos de ZTE, con el pasar del tiempo es probable que la marca termine perdiéndose en un limbo.

Hemos contactado a ZTE y Huawei, y actualizaremos este reporte cuando obtengamos más detalles.