Compartir

lucha. Protesta contra las deportaciones en Nueva York. afp

Miami, Estados Unidos.

Un grupo de 10 menores cuyos padres han sido deportados o están amenazados con una repatriación demandaron al presidente Donald Trump en un tribunal federal de Miami por daños y privaciones “graves e irreparables” al ser separados de sus familias.

Los demandantes, en su gran mayoría hispanos de entre seis y 18 años, solicitaron la implementación de una acción diferida que les permita permanecer con sus padres en EEUU.

“Este tribunal debería ordenarle al presidente de Estados Unidos que frene la deportación de todos los extranjeros que son padres de niños estadounidenses”, solicita la demanda de 34 páginas.

“El presidente debería dejar de implementar leyes que son discriminatorias”.

La demanda fue presentada el jueves por la activista de inmigración Nora Sándigo, designada por los padres como guardiana legal de sus hijos menores de edad.

Se trata de una acción colectiva en la que los demandantes reclaman en nombre de todos los niños del país que atraviesan su misma situación.

Entre los niños demandantes hay algunos cuyos dos padres han sido deportados, otros en proceso de deportación y con TPS, un estatus temporal de residencia recién cancelado para los haitianos, salvadoreños y nicaragüenses.

Decenas de demandas relacionadas con temas de inmigración han sido presentadas en los últimos meses en los tribunales de todo el país.