Compartir

La Prensa

Lepaterique, Honduras.

Solamente 15 minutos habían pasado despúes de la mediancohe del pasado 24 de diciembre cuando un jovencito fue asesinado y otro resultó herido luego que un adolescente les disparara mientras compartían a la orilla de una calle de la comunidad de Lepaterique, departamento de Francisco Morazán, zona central de Honduras.

De acuerdo a versiones recogidas por las autoridades, los jovencitos Yunior Eduardo Martínez Hernández (13), Eduar Rosanto Hernández (12) y Servin Joel Silva Hernández (21) se encontraban departiendo cuando se les acercó el joven Yimi Alexander Lagos Moncada (16) quien, sin mediar palabra, sacó un arma de fuego y les disparó.

El menor Yunior Eduadro recibió un disparo en la cabeza que lo mató al instante; mientras que Servin Joel resultó herido por un rozón de bala.

Luego de cometer el crimen, supuestamente Yimi Alexander huyó hacia su casa de habitación y tiró el arma de fuego en un monte cercano.

La Policía llegó a la escena, levantó el cuerpo de Yunior y lo trasladó hacia la morgue capitalina donde horas más tardes llegaron sus familiares a reclamarlo.

El padre de la víctima sostiene que Yimi cometió el crimen bajo los efectos del alcohol ya que él lo vió con una cerveza en la mano horas antes.

“Yo quiero que por favor me le hagana justicia porque no puede ser que mi Yunior esté muerto por causa de un individuo de estos, ¿sabe por qué?, porque ese individuo andaba ebrio porque yo lo vi antes con una cerveza”, aseveró el progenior de Yunior en una entrevista de televisión.

La Policía no ha informado si realizó la detención del menor sospechoso del crimen.