Compartir

3 col x 285

Tegucigalpa, HondurasLa Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) ha logrado los objetivos para la cual fue creada.

Las principales metas indicativas fueron sobrecumplidas el año pasado y para 2017 se espera repetir los resultados.

Un ejemplo de lo anterior es que la meta de déficit fiscal del sector público no financiero era -1.

6% del PIB y al cierre del período anterior el resultado fue de -0.

5%.

Un análisis de la Secretaría de Finanzas (Sefin) indica que el déficit de 2016 es el menor observado en los últimos 10 años (2007-2016), lo que reafirma el compromiso del gobierno de mantener prácticas sanas en el manejo de las finanzas públicas.

Agrega que el financiamiento del techo de déficit se estimó que tendría una composición equivalente al 1% del PIB en financiamiento externo neto y de 0.

6% de financiamiento interno neto.

Al término del ejercicio, los resultados mostraron que el flujo de recursos externos estuvo en línea con lo proyectado y en lo que respecta al financiamiento interno neto se obtuvo un -0.

5% del PIB, lo que significó una disminución significativa en la utilización de fondos internos principalmente los utilizados por la administración central, subraya el análisis.

DesempeñoLos resultados anteriores han tenido su origen fundamentalmente en la mayor contribución de la administración central en los componentes del balance del sector público no financiero, donde se observó la contención del gasto y una mayor recaudación tributaria con relación a la estimada en el Marco Macrofiscal de Mediano Plazo (MMFMP).

Esas acciones produjeron un déficit de 2.

8% del PIB menor al 3.

2% proyectado en el MMFMP.

Por su parte, los gobiernos locales registraron en 2016, un superávit menor en 0.

2 puntos del PIB al proyectado en el MMFMP, explicado, principalmente, por un mayor gasto de capital.

El resto de los niveles institucionales que conforman el sector público no financiero mantuvieron sus niveles de déficit tal como se previó en el Marco Macrofiscal de Mediano Plazo”.

Para el Fondo Monetario Internacional (FMI), la LRF se ha convertido en el marco general que sustenta la política fiscal y la aplicación ha mejorado la confianza de las empresas y del sector privado.

Agrega que la Ley de Responsabilidad Fiscal debe estar vinculada a iniciativas como el Plan 20/20 y lo más importante es la sostenibilidad durante los procesos electorales.

“La LRF define un anclaje fiscal que pretende fortalecer la posición fiscal reduciendo la deuda pública en el mediano plazo.

Dicho esto, un ritmo acelerado de reducción de la deuda, sin perjudicar el crecimiento a corto plazo”, subraya el FMI.

Wilfredo Cerrato, secretario de Finanzas, dice que con la Ley de Responsabilidad Fiscal se establecen una serie de controles para medir cada mes el cumplimiento de los objetivos y así lograr las metas.

Otras metasOtro logro es la deuda flotante, la que se estimó en -0.

5% del PIB (2,459.

5 millones de lempiras) y al final de 2016 se cerró en -0.

10% (910.

5 millones de lempiras).

La tercera variable que se cumplió fue el gasto corriente de la administración central, el que se estipuló en 9.

1% y al final se logró un 8.

8%.

De acuerdo con la Sefin, el resultado de las variables fiscales fue producto de las medidas de política fiscal aprobadas en diciembre de 2013, especialmente las tributarias, el fortalecimiento administrativo para mantener estables los niveles de recaudación sin nuevos impuestos y los procesos de modernización en la gestión de las empresas públicas, así como en las instituciones de seguridad social y de pensiones