Compartir

El Heraldo

Tegucigalpa, HondurasDurante más de 60 días ha estado paralizada la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) por las tomas de los representantes del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU).

La situación en lugar de solucionarse, cada día se empeora más, ya que los integrantes del movimiento agravan las medidas de presión exigiendo la salida de las autoridades de la máxima casa de estudios.

Después de una jornada de protestas que realizaron el jueves los encapuchados en diferentes partes del país, la Ciudad Universitaria este día lució vacía de estudiantes y con una aparente tranquilidad.

+Estos son los cinco sectores más afectados por las tomas que realiza el MEU en la UNAHLas actividades administrativas se llevaron a cabo con normalidad, sin embargo, las entradas de los edificios continuaban bloqueadas.

La mayoría de negocios están cerrados, lo que representa grandes pérdidas económicas diarias para los dueños y también para la UNAH.

Los miembros del MEU aseguran que no suspenderán la lucha y manifiestan que tomarán otro tipo de medidas de presión porque el Congreso Nacional no se ha pronunciado al anteproyecto de ley que presentaron.

A su vez los jóvenes que realizan la huelga de hambre no pretenden abandonarla.

A su vez en el Centro Universitario Regional de Comayagua hubo un desalojo de estudiantes por parte de la Policía Nacional para recuperar las instalaciones.

+Hondureño se enfrenta a miembros del MEU que se habían tomado anillo periférico