Compartir

Realizada por el creador español de Madrid, Alejandro de Loarte, La Gallinera, es la obra de la semana elegida para dar gusto a todos los amantes del arte y para quienes buscan ampliar su conocimiento cultural.

Se trata de un óleo sobre lienzo, fechado en 1626, con medidas de 166 x 128 centímetros.

La obra, señala su ficha del Museo del Prado, representa un puesto de venta de volatería situado en una amplia plaza mayor, probablemente la de Zocodover en Toledo.

En el cuadro, “una joven, cubierta con la llamada túnica de rebozo, fija su vista en el espectador mientras recibe una moneda de un muchacho que sostiene la gallina que acaba de adquirir. La indumentaria del muchacho que está pagando su compra, podría identificarle como un criado de casa rica o un estudiante: lleva ropilla, montera, valona y, muy probablemente, un herreruelo sobre el hombro derecho. Las dos figuras se sitúan en un plano muy cercano al espectador, con la única separación de una mesa en la que se halla un cesto cubierto con una red con un grupo de aves vivas (dos gallos y dos gallinas) un plato de menudillos, dos palomas, una perdiz y otra ave sin identificar. Colgadas de una barra, un grupo de aves muertas (gallos, ánades reales, palomas, becadas y capones) acota el espacio ocupado por el puesto de aves”.

La gallinera, de Alejandro De Loarte, es una de las tres obras del pintor con las que cuenta el Museo citado.

Más información en https://www.elsiglodetorreon.com.mx