Compartir

El Heraldo

Tegucigalpa, HondurasEl juez a cargo del caso de los cinco diputados, señalados por la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad (Maccih) de utilizar fondos públicos para beneficio personal, determinó que será hasta el próximo jueves que se conozca la resolución final.

Los cinco parlamentarios que son acusados de los delitos de abuso de autoridad y malversación de al menos 8.

3 millones de lempiras llegaron este viernes a la Corte Suprema de Justicia para la reanudación de la audiencia inicial que se lleva a cabo en su contra.

Tras haber iniciado la mañana de ayer y ser suspendida por la tarde, este viernes se reanudó la audiencia en la que se realizó el proceso de revisión de pruebas presentadas por ambas partes, pero el togado determinó que será hasta la próxima semana que los congresistas sabrán su suerte.

Uno de los parlamentarios que habló antes de ingresar a la sala fue Eleázar Juárez, diputado por el departamento de Valle, al sur de Honduras, quien asegura que todos los fondos por los que se le está juzgando, fueron invertidos en proyectos de salud.

“Todo el dinero que me dieron lo invertí en la campaña para combatir la epidemia que había de dengue y la chikungunya.

Considero que gestionar proyectos no es corrupción, mi solicitud a Finanzas -Secretaría- fue legal, Finanzas me desembolsó los 449 mil lempiras y ahí están las pruebas en qué se utilizaron esos fondos”.

VEA: ¿Quiénes son los cinco diputados señalados en el “subsidiazo”?A la espera de la resolución del juez, los panoramas pueden ser que se les dicte un auto de formal procesamiento, lo que significa que los diputados irían a prisión, o en otra instancia se les dictaría un sobreseimiento provisional, donde el caso quedaría abierto por un plazo de cinco años para buscar y presentar las pruebas para así finalizar con el proceso.

-Malversación de caudales públicos-A través de sus investigaciones, el equipo de la Unidad Fiscal Especial contra la Impunidad de la Corrupción Ufecic-Maccih descubrió que los legisladores señalados desviaron los fondos sociales para uso personal.

Según la investigación, los cinco diputados solicitaban fondos al Poder Ejecutivo, estos eran entregados a la ONG, la cual enviaba los fondos públicos a los propios diputados.

Los parlamentarios implicados recibieron 15 cheques directamente desde la cuenta de la ONG Asociación Nacional de Productores e Industriales de Barrios y colonias de Honduras (ANPIBCH), la cual recibió varias transferencias desde la Secretaría de Finanzas por 3,300,000 lempiras, el 14 y 21 de diciembre del 2015.

El total de fondos malversados por los parlamentarios utilizando la ONG como medio para ocultar el delito, suman 8,300,000 lempiras, según las autoridades.