Compartir

Estrategia y negocios

Por Prensa LibreLa sesión estaba convocada para las 14 horas de este sábado, mientras un grupo de manifestantes protestaba afuera del Legislativo.

La sesión finalmente inició cerca de las 15 horas con la juramentación de quienes van a conformar la comisión pesquisidora para seleccionar a los candidatos a Fiscal General.

Al jefe del oficialista Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), Javier Hernández, se le miraba platicar con Álvaro Arzú Escobar, impulsado por ese bloque y sus aliados.

Arzú tiene el apoyo del presidente Jimmy Morales y de la mayoría de parlamentarios que promovieron el pacto de corruptos en septiembre del año recién pasado.

Con 92 votos a favor, Álvaro Arzú Escobar, fue electo como Presidente de la Junta Directiva y así quedó su planilla: Álvaro Arzú Escobar, presidenteFelipe Alejos, Primer vicepresidenteJavier Hernández Ovalle, Segundo vicepresidenteAlejandra Carrillo, Tercera vicepresidentaEstuardo Galdámez, Primer secretarioKarla Martínez, Segundo secretarioJuan Ramón Lau, Tercer secretarioJaime Lucero, Cuarto secretarioElza Cú, Quinto secretario.

Reformas constitucionales no vanEn su primer mensaje, Arzú prometió trabajar con sus opositores y que harán del Congreso una institución de la cual los ciudadanos se sientan “orgullosos y representados”.

Arzú felicitó y agradeció a Óscar Chinchilla su trabajo al frente del Congreso.

El recién nombrado presidente aseguró que su agenda de trabajo va a incluir leyes que fomenten el crecimiento económico y la generación de empleo “para que las personas no tengan que migrar”.

Respecto a las reformas constitucionales dijo que por cuestiones de tiempo considera que “no conviene” entrar a conocerlas.

Justificó que este año se va a invertir Q300 millones en la consulta popular sobre el dividendo territorial de Belice y que el próximo año será el año electoral lo que significaría otro desembolso fuerte de dinero.

“Las reformas constitucionales significan otros Q300 millones en consulta popular por lo que no lo veo conveniente”, dijo.

Finalmente sobre su postura sobre las investigaciones del Ministerio Público y Comisión Internacional Contra la Impunidad, dijo que “su postura y opiniones serán institucionales”.

Ante la pregunta de una posible influencia de su padre sobre sus decisiones como parlamentario, aseguró: “Mi padre –Álvaro Arzú– está demasiado ocupado siendo alcalde de la Ciudad de Guatemala”.

Embajada se pronunciaLa Embajada de los Estados Unidos emitió un comunicado luego de la confirmación de la elección de la Junta Directiva, en el que aseguran que continuaran trabajando con los diversos sectores con los que ya colaboran.

“Las acciones del Congreso, y no sus palabras, demostrarán el compromiso de aprobar leyes que beneficien al pueblo de Guatemala, tanto como su compromiso de luchar contra la corrupción y la impunidad”, se lee.

Corrían a última horaVarios bloques legislativos tuvieron la mañana de este sábado reuniones con miras a lograr acuerdos de última hora previo a la elección de Junta Directiva del Congreso.

Algunas bancadas como Compromiso, Renovación y Orden (Creo), la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), y Visión con Valores (Viva), entre otras, dialogaron este sábado.

Por ahora, el acuerdo que esos bloques tienen con grupos de otras bancadas es votar en contra de la planilla que promueve el oficialismo, con Álvaro Arzú Escobar y Manuel Conde a la cabeza.

Buena parte de los diputados del Movimiento Reformador (MR) y la Unión del Cambio Nacional (UCN), así como otros bloques minoritarios, están divididos.

Se esperaba que en dicha cita de la mañana participara Encuentro por Guatemala (EG), pero no llegó ningún legislador.

Previo a la sesión de las 14 horas habrá una última reunión con miras a buscar una planilla de consenso, informó Orlando Blanco, diputado de la UNE.

Carlos Barreda, del mismo bloque, explicó que también buscarán posponer la elección para la próxima semana, y que no había problema con que la actual directiva abriera la sesión de mañana para que el presidente Jimmy Morales presente su segundo informe.

“Lo que no puede hacer esta directiva es firmar contratos y cuestiones administrativas, pero el lunes, con el apoyo de jefes de bloque, podría convocar para elegir junta directiva el martes”, explicó Barreda.

La elección de directiva del Congreso para 2018 cobró relevancia, debido a que en mayo es la elección de fiscal general y ese organismo tiene un papel en la parte final del proceso.

Además, porque la sociedad civil teme que el Legislativo sea dirigido por diputados que votaron en el pacto de corruptos de septiembre del 2017, que incluía protección para el presidente Morales de las investigaciones por financiamiento electoral ilícito, y reformas al Código Penal -que después fueron revertidas- que fomentaban impunidad.