Compartir

El Heraldo

Tegucigalpa, HondurasEl expresidente de Honduras, Manuel Zelaya Rosales, recibió una bomba lacrimógena y un empujón este viernes cuando elementos de la Policía Militar le impidieron que entrara por la fuerza a la antigua Casa Presidencial, en el bulevar Juan Pablo II de Tegucigalpa.

El hecho ocurrió cuando el exmandatario, que encabeza la marcha de la Alianza de Oposición, se pasó el cerco que los entes de seguridad colocaron para que la manifestación no se apostara frente a la casa de gobierno.

Haciendo señas con sus manos de que no llevaba nada más que una máscara, para no respirar el gas lacrimógeno, Zelaya se acercó hasta donde estaban los miembros de la Policía Militar.

Acto seguido, fue “gaseado” y empujado por uno de los miembros de la seguridad del Estado.

Los guardaespaldas que acompañaban a Mel lo sacaron rápidamente de la escena.

En el lugar se reportan daños a propiedad privada por parte de los manifestantes, así como personas afectadas por inhalar el gas.