Compartir

ciclo. A partir de abril comienza el proceso de exportación fuerte de las camaroneras. En la imagen una planta que opera en el sur del país.

San Pedro Sula, Honduras.

La comercialización de productos acuícolas dejó al país más de 300 millones de dólares (7,050 millones de lempiras), durante el 2017, informó Jacobo Paz, ministro de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG).

Las exportaciones fueron lideradas por la venta de tilapia y camarón, este último segmento acuícola destaca por un aumento de la productividad.

“El volumen de envíos del camarón creció, cabe resaltar que esto no se debe a aumentos del área cultivada sino a mejoras sustanciales de la productividad”, manifestó Paz.

El funcionario añadió que los precios de los productos acuícolas se mantuvieron estables el año pasado, y que lograron posicionarse en mercados relativamente nuevos, donde incursionan desde hace muy poco, tales como: Japón y Taiwán.

“A esos mercados se exportó una buena cantidad de contenedores.

Este año pudimos posicionarnos mejor en esos destinos asiáticos”, afirmó Paz.

Los principales consumidores de estos productos de mar hondureños son Estados Unidos y Europa.

Entre los retos para el 2018, de este sector, buscarán penetrar a nuevos mercados y lograr, nuevamente, la apertura del mercado mexicano, que desde el año pasado puso un bloqueo al camarón hondureño.

Paz dijo que este sector ha contribuido a la generación de empleo masivo.

Solo en el segmento de camarón se han creado más de 28,000 puestos directos, en su mayoría para mujeres.