Compartir

daños. La escasez de comida y otros productos básicos desestabilizan el comercio en Venezuela.

Caracas, Venezuela.

Un centenar de saqueos o intentos de saqueos se han registrado en lo que va del año en Venezuela, y continuaron ayer en los estados Guárico (centro) y Zulia (noroeste), en medio de una severa escasez de alimentos.

Hasta el jueves hubo 386 pequeñas protestas en el país petrolero, la mayoría de personas exigiendo comida, y “107 saqueos o intentos de saqueos en 19 estados”, según cifras de la ONG Observatorio Venezolano de Conflictividad Social.

En Maracaibo, capital de Zulia, personas saquearon harina de maíz en un supermercado luego de que, tras horas de fila para comprar el producto -en grave escasez-, les dijeran que solo se vendería a integrantes de consejos comunales oficialistas.

“La gente se molestó.

Había gente desde ayer esperando.

Empezaron a abrir los portones y a meterse y agarraron paquetes de harina, pero llegó la policía”, dijo Ana, de 34 años.

Esta madre de dos hijos pequeños, y que está desempleada, confiesa que el dinero no les alcanza para comer.

“Estamos comiendo pura yuca”, aseguró.

El partido opositor Vente Venezuela denunció que en la localidad de Calabozo, en el oeste del estado Guárico, también hubo saqueos ayer.

“Calabozo paralizado tras saqueos masivos.

Ante el pánico, comercios del pleno centro bajan sus santamarías (puertas metálicas)”, señaló la organización en Twitter.

La Guardia Nacional Bolivariana reprimió ayer saqueos en Calabozo con “gases y perdigones” aseguró el diputado opositor, Carlos Prosperi.

“He estado hablando con la gente de Calabozo y la situación es tensa, la Guardia está reprimiendo a la gente, saquearon un centro de acopio de Mercal (red de abasto gubernamental) y varios comercios en la carrera 10 y 11”, relató Prosperi, diputado por el partido Acción Democrática, en conversación con Efe.

“Mientras no solucionemos la crisis humanitaria y el hambre, las protestas se harán cada vez más comunes”, dijo el diputado por Mérida, Carlos Paparoni.

­Manuel López, presidente de la Asociación de Productores Agropecuarios del Sur del Lago (zona entre Mérida y Zulia), denunció que muchos delincuentes se aprovechan de protestas por comida para robar a ganaderos.

“Aunque han despejado las vías (de las protestas), hay delincuentes que van de finca en finca, extorsionan al productor y le piden que les dé un animal, si no les da el animal, ellos acaban con todo”, señaló.

Mezin Abou Assi, alcalde oficialista del municipio Alberto Adriani (noroeste de Mérida), acusó a grupos radicales de la oposición de los saqueos.