Compartir

Uno de los obreros realiza el corte de una sección de un lance de hierro para luego instalarlo en la sala.

Tegucigalpa, HondurasLas salas del Departamento de Rehabilitación y Medicina Física del Hospital San Felipe se encuentran en proceso de remozo.

“Estamos mejorando uno de los espacios de referencia a nivel nacional para la rehabilitación de personas con problemas de movilidad”, manifestó Ricardo Godoy, jefe de Logística y Proyectos del centro asistencial.

Las mejoras se lograron por gestiones de las autoridades del sanatorio, y los fondos han sido aportados por el gobierno central a través del Instituto de Desarrollo Comunitario Agua y Saneamiento (Idecoas).

En la obras de reconstrucción del inmueble se realizará una inversión de 17 millones de lempiras.

Las mejoras consisten en el cambio de los sistemas eléctrico, hidrosanitario, y pluvial, así como el techo y la pintura de las paredes.

ReestructuraciónOtro de los trabajos que se realizarán es el ordenamiento de las salas, para albergar los máquinas de rehabilitación existentes y nuevas.

“Tenemos gimnasios, área de hospitalización para niños, escuela y máquinas de hidroterapia, entre otras, las que serán ordenadas para evitar que los pacientes y medicos se tengan que mover”, agregó el encargado de supervisar el proyecto.

En el caso de la escuela, espacio que sirve para brindar educación a los infantes hospitalizados, en la actualidad permanece cerrado por los trabajos de mejora.

AvancesLas obras tienen un avance del 60 por ciento y se espera que sean terminadas en los últimos días de febrero o primera semana de marzo del próximo año.

Para entregar a tiempo la obra se trabaja de manera simultánea con las cuadrillas de carpintería, albañilería y soldadura.

El contingente de obreros que se ha contratado es de unas 100 personas.

“Son más de 2,000 metros cuadrados que se están remodelando para el beneficio de decenas de pacientes que vienen a rehabilitación”, dijo el entrevistado.

La última remodelación que ocurrió en este espacio fue hace 10 años, desde ese momento no se había vuelto a intervenir la unidad, por lo que mostraba varias necesidades.

“Uno de los principales problemas en este espacio eran las tuberías, las cuales están desde que se construyó el hospital hace unos 134 años”, manifestó el ingeniero supervisor.

En este departamento se atienden entre 500 y 600 pacientes por día, de acuerdo con Eduin Cruz, director del centro hospitalario.

En un horario de 6:00 de la mañana a 7:00 de la noche.

En el centro asistencial este año han sido inaugurados varios proyectos de mejora como la sala de mujeres.