Compartir

La Prensa

San Salvador.

El Gobierno de El Salvador informó este viernes que envió una “nota de protesta” a Estados Unidos” por las declaraciones del presidente de este país, Donald Trump, en “menoscabo de la dignidad de El Salvador y de otros países”.

“Expreso formalmente una protesta y rechazo enérgicamente ese tipo de expresiones”, añadió el canciller de El Salvador, Hugo Martínez, en un comunicado oficial.

Según reportó el diario The Washington Post el jueves, Trump llamó “agujeros de mierda” a El Salvador, Haití y varios países africanos durante la reunión con un grupo de senadores, aunque el mandatario estadounidense rechazó este viernes en Twitter haber utilizado la polémica expresión.

LEA: Trump niega expresión “agujeros de m.

.

.

” ante ola de indignaciónDiplomáticos de EEUU recibieron una guía para responder a nuevo escándaloFuncionarios diplomáticos estadounidenses que actúan en Haití y países africanos han recibido instrucciones sobre cómo reaccionar en caso de ser llamados a explicar el nuevo escándalo que envuelve al presidente Donald Trump, señalado de usar la expresión “países de mierda”.

De acuerdo con el Departamento de Estado, hasta el momento solamente el encargado de negocios en Haití y el embajador en Botsuana fueron convocados para escuchar los reclamos ante el escándalo provocado por las declaraciones de Trump.

Steve Goldstein, subsecretario de Estado para Asuntos Públicos, recordó este viernes que el presidente negó haber utilizado tal lenguaje pero informó que los diplomáticos recibieron instrucciones sobre cómo responder a las protestas.

LEA: Vicente Fox responde a ofensa de Donald Trump contra inmigrantes”Hemos enviado una guía a nuestro personal y les dijimos que deben reiterar que tenemos un gran respeto por la gente de África y de todas las naciones, y que nuestro compromiso con ello se mantiene firme”, explicó.

Goldstein añadió que “los embajadores y los encargados de negocios deberán destacar que es un honor estar en sus respectivos puestos y cuánto valoramos nuestra relación con el pueblo de cada país”.

En caso de que un país convoque al embajador o encargado de negocios “ellos irán.

Ellos escucharán.

Es su función primaria, escuchar, y reiterarán el respeto que tenemos por cada nación”, indicó el funcionario.

Poco antes, el gobierno de Botsuana anunció que convocó al embajador para que explique las declaraciones de Trump, formuladas el jueves en la Casa Blanca durante una reunión para discutir cuestiones migratorias.

De acuerdo con una nota, el gobierno de Gaborone pidió explicaciones sobre si “Botsuana es considerado un país de mierda, ya que hay ciudadanos de Botsuana viviendo en Estados Unidos”.