Compartir

El fenómeno meteorológico conocido como El Niño causa una pérdida significativa de hielo en algunas plataformas de la Antártida, mientras que lo opuesto parece ocurrir con La Niña, según un estudio publicado ayer en la revista Nature Geoscience. El Niño y La Niña son dos fases distintas del fenómeno conocido como El Niño-Oscilación del Sur, caracterizado por cambios en la temperatura del agua al oscilar entre más cálidas de lo habitual durante El Niño y más frías durante la Niña cada ciertos años.

La investigación publicada ayer -financiada por la NASA y la NASA Earth Science Enterprise, un proyecto de investigación de la NASA- aporta nuevos detalles sobre la forma en que las plataformas de hielo del continente blanco responden a la variabilidad en las condiciones oceánicas globales y atmosféricas.

El estudio -a cargo de Fernando Paolo, que trabaja como alumno de post-doctorado en el Laboratorio de Propulsión de la NASA- ha observado que un fuerte fenómeno de El Niño causa que las capas de hielo en el área de Amundsen (oeste de la Antártida) ganen masa en la superficie mientras al mismo tiempo se derriten por debajo. Paolo notó que se producía una pérdida de hielo basal hasta cinco veces más que el incremento de nieve en la superficie.

El estudio utilizó observaciones de satélite de las plataformas durante los años 1994 y 2017.

Más información en https://www.elsiglodetorreon.com.mx

Deja tu comentario