Compartir

La Prensa

Tegucigalpa, Honduras.

El juez natural que conoce el caso de los diputados acusados por corrupción dará la resolución de la audiencia inicial el próximo jueves 18 de enero a las 2:00 pm, informó este viernes el Poder Judicial en su cuenta de Twitter.

Los diputados Héctor Enrique Padilla, Audelia Rodríguez, Augusto Cruz, Dennis Sánchez y Eliasar Juárez, son acusados por malversación de caudales públicos y abuso de autoridad.

El sistema judicial busca realizar un “análisis jurídico de los elementos de prueba presentados por las partes procesales en dicha audiencia”.

Este viernes se reanudó en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) la audiencia inicial que se llevaba a cabo en contra de los cinco diputados señalados por los delitos antes mencionados que representan al menos 8.

3 millones de lempiras.

La audiencia había sido suspendida ayer por la tarde, pero se reanudó hoy con la presencia de todas las partes.

El diputado Dennis Sánchez dijo que va “contento, pero con una cicatriz moral”.

Sánchez añadió que le han “manchado la imagen, teniendo pérdidas enormes”, asimismo manifestó que su defensa le aseguró que ellos “están muy bien posicionados en el caso”.

Más temprano había hablado Eleázar Juárez, diputado por el departamento de Valle, al sur de Honduras, quien aseguró que todos los fondos por los que se le está juzgando, fueron invertidos en proyectos de salud.

Juárez sostiene que “todo el dinero que me dieron lo invertí en la campaña para combatir la epidemia que había de dengue y la chikungunya.

Considero que gestionar proyectos no es corrupción, mi solicitud a Finanzas -Secretaría- fue legal, Finanzas me desembolsó los 449 mil lempiras y ahí están las pruebas en qué se utilizaron esos fondos”.

A la espera de la resolución del juez, los panoramas pueden ser que se les dicte un auto de formal procesamiento, ya sea con medidas sustitutivas o con prisión preventiva; asimismo se les puede dictar un sobreseimiento provisional, donde el caso quedaría abierto por un plazo de cinco años o un sobreseimiento definitivo, que extinguiría la causa.