Compartir


Según una resolución del consejo de 2016, no se reconocerá “ningún cambio frente a las líneas estipuladas el 4 de junio de 1967, incluso en relación con Jerusalén.