Compartir

Solo un grupo reducido de productores accede a préstamos.

Tegucigalpa, HondurasSolo el 7.

5% de los créditos de la banca privada se destinaron a la agricultura, la tercera actividad productiva de mayor importancia en el Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Así lo detalla el informe “Situación económica actual y perspectivas para 2018”, publicado recientemente.

En términos monetarios se habrían otorgado alrededor de 18,000 millones de lempiras en préstamos al año, de una cartera crediticia de 250,000 millones de lempiras.

El consumo y el comercio siguen superando significativamente el financiamiento para este rubro, con el 30% y el 15%, respectivamente.

“El destino del crédito no llega a los sectores productivos en las proporciones que se esperaría de acuerdo con su contribución al PIB para incrementar los niveles de producción real”, explica el estudio realizado por expertos de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

El sistema financiero mantiene una fuerte liquidez, por lo que la falta de capitales no es la razón del bajo financiamiento al agro.

De 2014 a 2016 la liquidez subió de 40,000 a más de 60,000 millones de lempiras, según informe de la Asociación Hondureña de Instituciones bancarias (Ahiba).

El factor principal que frena el crédito a este sector productivo es el alto riesgo por el cambio climático, explican analistas económicos, quienes consideran que las regulaciones para estos créditos son estrictas.