Compartir

Realizada por la artista plástica mexicana, radicada en Ottawa, Gilda Pontbriand, Don Quijote es la obra de la semana elegida para dar gusto a todos los amantes del arte y para quienes buscan ampliar su conocimiento cultural.

Su elección se da también en el marco de que se conociera que Pontbriand es una de los 35 nominados al premio “Los diez hispano-canadienses más influyentes”, que otorga desde hace diez años la Alianza Hispana de Negocios y que este año será entregado en Ottawa el 17 de octubre.

Sobre la obra

Para entender la obra elegida, debe conocerse el contexto de que Gilda tuvo la suerte de que cuando era niña, su padre le repetía poemas del Quijote: “Mi padre decía que yo era como el Quijote, era idealista y pensaba que existían cosas divinas en todos lados”, recordó alguna ocasión.

No es de extrañarse pues que su cuadro Don Quijote incluya las frases que su padre le contaba de niña sobre esa obra literaria.

En el lienzo pintó un molino y le agregó partes de El Quijote y poemas suyos, como: “Emprendí mil batallas contra gigantes alados que se interponían en el camino para lograr el sueño añorado”.

A manera de collage la obra resalta partes del Quijote: “Después de las tinieblas siempre viene la luz”; “Huyo de la vida regalada, de la ambición y de la hipocresía”.

Más información en https://www.elsiglodetorreon.com.mx