Compartir

Como ocurre cada año, a partir de este 16 de diciembre, familias, grupos de amigos y compañeros laborales o de estudio iniciarán con la celebración de las tradicionales posadas.

Además de prepararse para ellas con un ambiente festivo, es importante conocer cómo, desde cuándo y por qué las celebramos con particular toque en México.

ORÍGENES

Las posadas tienen sus orígenes después de la llegada de los españoles a la antigua Tenochtitlan, cuando los evangelizadores europeos comenzaron a adaptar la fiesta en la que se honraba a Huitzilopochtli (Dios de la Guerra), de acuerdo a creencias católicas, propagando así la fe en la población indígena, y sustituyendo la figura de la deidad prehispánica por José y María.

Según el historiador Pablo J. Gómez, fueron los franciscanos y agustinos quienes trajeron las posadas a un pueblo cercano al camino de Teotihuacán, cuando en 1587 el fray Diego de Soria obtuvo un permiso autorizado por el Papa Sixto, donde éste le autorizaba la celebración en la Nueva España.

Comúnmente las Posadas hace referencia a cuando María y José pedían asilo de casa en casa para recibir el nacimiento de Jesús, y actualmente se realizan del 16 al 24 de diciembre.

En el siglo XIX, los laicos se apropiaron de la festividad que los sacerdotes controlaban, dejando de celebrar las misas que anteriormente eran característica principal de las posadas, y dejando únicamente el quemar cohetes.

No obstante, en algunos casos todavía se conservan parte de las tradiciones originales, como lo son los cantos, la comida y en algunas ocasiones los nacimientos.

/media/top5/infografiaposadasorigenesdic2017jpg.jpg

Más información en https://www.elsiglodetorreon.com.mx

Deja tu comentario