Compartir

Es temprano por la mañana, ya te estás preparado para salir de tu casa a realizar tus actividades diarias, pero algo te falta, ¿será acaso una taza de café que te ayude a activarte?. Si te sientes identificado con esta situación, no te sorprendas, esa es la rutina que realiza la mayor parte de población y que ha posicionado al café como una de las bebidas más consumidas alrededor del mundo.

La cafeína es uno de los compuestos químicos orgánicos (alcaloide) que contiene el café, es una droga socialmente aceptada y por lo tanto de las más ingeridas. Se sabe que este compuesto puede ser utilizado en bebidas energéticas e inclusive en analgésicos; y sus efectos en la salud han sido cuestionados por la medicina moderna a lo largo de los años.

Hasta hace tan solo 2 años, se pudo llegar a una supuesta conclusión: beber café puede ser bueno para el cerebro y la figura, pero perjudicial para los huesos y riñones.

Aquí te decimos porqué y cómo puedes darle la vuelta a la cafeína.

Debate sin fin

Una de las principales causas por las cuales los médicos sugieren la disminución del consumo de cafeína, es porque se le relaciona a un incremento en el riesgo de sufrir padecimientos cardíacos.

Un artículo de la Clínica Mayo señala que dos o más tasas de café han demostrado que pueden elevar el riesgo de enfermedades del corazón, específicamente en pacientes con una mutación genética en la que se ralentiza la descomposición de cafeína por el cuerpo.

Sin embargo, esta parece ser la excepción clave, ya que estudios más recientes (publicados en el 2015) han demostrado una cualidad sorprendente: el café esta relacionado a la reducción de riesgos de ataque al corazón.

En un largo vaivén, hasta hoy en día han continuado apareciendo más beneficios, pero hay efectos que aún no tienen variación, como los son las repercusiones en el sistema gastrointestinal.

El impacto de una taza

Todos los extremos son malos, esa es una verdad absoluta. Pero si quieres saber con cierta exactitud los efectos que puede llegar a tener en tu organismo el café, aquí te los desglosamos:

Abdomen o cintura

Todo se trata de elegir el café adecuado y de forma inteligente. Cambiar tu latte por un café negro te puede llegar a ahorrar un ingesta de hasta 170 calorías por bebida.

Además de ello, según expertos, el café puede funcionar como un supresor del apetito.

Para este objetivo también se ha encontrado que el café verde, hecho a partir de granos de café sin tostar, podría ser un aliado en la pérdida de peso. Se le atribuyen el efecto de reducir el azúcar absorbida por el intestino y de acelerar la quema de grasa.

Corazón

Tu ritmo puede ir de un promedio de 60-80 latidos por minuto a 100 con una sola taza de café. Como respuesta, las arterias del corazón se contraen y de tiende a una elevación de la presión.

Estos efectos no serán dañinos en un organismo sano, y por el contrario significa un impulso de energía; su consumo moderado puede llegar a prevenir de ataques cardíacos.

Un estudio publicado por el Journal Heart y realizado por científicos de Corea del Sur, encontró que los hombres y las mujeres que bebían de forma moderada café, tenían menos probabilidades de tener altos niveles de calcio en sus arterias, datos que avalan la afirmación.

Sin embargo, para las personas que sufren insuficiencia cardíaca, el café puede ser de riesgo para su salud al generar tensión en el tejido. Los especialistas recomiendan que en estas circunstancias se abandone por completo su consumo.

El tipo de café más dañino es el instantáneo por sus altos niveles de potasio, así que la recomendación es evitarlo.

Sistema gastrointestinal

Si sientes movimiento en tu intestino tras la primera taza de café, probablemente es por que la cafeína estimula y aumenta las contracciones. Los nutrientes tienen menos tiempo para ser absorbidos y para las personas que no llevan una dieta equilibrada, este podría ser un efecto altamente nocivo.

El café también interfiere en la absorción de hierro y a largo plazo podría estar siendo la causa de tu deshidratación y estreñimiento.

Se debe evitar a toda costa beber café sin alimentos, ya que se estimula la producción de jugos gástricos y por consecuente, el daño a las paredes estomacales.

Sistema óseo

El consumo de café se ha vinculado con un mayor riesgo de osteoporosis. “hace que los osteoblastos, las células involucradas en la formación de huesos, mueran”, menciona el estudio publicado en el 2006 por el Journal of Orthopaedic Surgery and Research.

Los especialistas aconsejan no superar las tres tazas de leche al día y agregarles leche, ya que con ello se contrarrestan las propiedades de lixiviación del calcio.

Dentadura

A diferencia de lo que se cree, el te podría ser más dañino que el café para tus dientes. “ Se tienen que beber de cinco a seis tazas al día para manchar o decolorar el esmalte de los dientes”, aclara el doctor Mervyn Druian del London Tooth Whitening Center.

Además de ello, una buena limpieza con una pasta blanqueadora es suficiente para remover el 90 por ciento de las manchas en un promedio de 14 días, por lo tanto no debería significar un problema para los dientes el hecho de beber café.

Aliento

Restringir la ingesta de café y acompañarlo con alimentos para estimular la producción de saliva, puede ser la solución para el mal aliento provocado por esta bebida. Tomar agua y masticar una goma de mascar después también pueden ser una solución. No obstante, el mal aliento es provocado por la resequedad que causa el café, así que las personas que quieran evitarlo, deberán abstenerse por completo de él.

Cerebro

Hasta hace poco se descubrió que la ingesta moderada de cafeína puede protegernos contra la demencia. De acuerdo al Institute for Scientific Information on Coffee, el riesgo de padecer Alzheimer se puede disminuir hasta en un 20 por ciento.

En el estudio se comprobó que las personas que bebían de 3 a 5 tazas al día, presentaban este efecto contra distintos tipos de demencia. La cafeína evita la formación de placas y proteínas en la corteza cerebral.

De igual forma, los antioxidantes contenidos en el café ayudan a reducir la inflamación en el cerebro, y de esa forma se hace más lento el deterioro de las células cerebrales.

Riñones

A largo plazo el café puede empeorar la enfermedad renal de acuerdo a especialistas del Royal Surgery County Hospital de Guildford. Y en el caso particular de la vejiga, es un irritante que ha demostrado agravar los problemas de la vejiga hiperactiva.

Los oxalatos que contiene esta popular bebida se unen con el calcio en la sangre y juntos son un componente importante para la generación de cálculos renales, por lo tanto las personas con historial de este padecimiento tienen que considerar seriamente el riesgo que implica el consumo de cafeína.

Piel

Otro de los más recientes descubrimientos acerca del café indican que se le pueden atribuir cualidades para reducir el riesgo en la piel, esto debido a sus antioxidantes. En el 2005 se encontró que las personas que bebían más café, tenían menos probabilidades de producir un melanoma maligno.

Sistema muscular

Para los deportistas el café es un impulso a su actividad. Una sola taza puede hacer que el atleta haga hasta el tercio más de ejercicio, y en casos como el de los ciclistas, los beneficia con una mayor resistencia. Con precaución, la cafeína también ayuda a abrir las vías respiratorias y químicamente es similar a la droga teofilina, que se utiliza para el tratamiento del asma.

Como habrás observado el café tiene dos caras, su lado bueno y su lado malo. Todo dependerá de la cantidad que consumas y que no llegues al exceso . Asegúrate de no consumirlo si tienes algún padecimiento en el que esté contraindicado y recuerda siempre acudir a tu especialista para que te dé su opinión.

La adenosina es un químico que se acumula normalmente en nuestros cuerpos cuando estamos despiertos y sus altos niveles nos hacen sentir somnolientos. Cuando la cafeína entra al organismo, se une a los receptores de adenosina y se detiene la señal de sueño, así es como nos ayuda a permanecer despiertos y en alerta.

Fuentes: www.mayoclinic.org, www.bbc.co.uk, time.com, www.dailymail.co.uk

Más información en https://www.elsiglodetorreon.com.mx

Deja tu comentario