Compartir

(1) En los hospitales a diario se registra la demanda de las unidades de sangre. (2) En la Cruz Roja funciona uno de los establecimientos para tratar el vital líquido. (3) El proceso de tratamiento de la sangre incluye varios protocolos de seguridad.

tegucigalpaUn grito de ¡auxilio! han dado las autoridades de los bancos de sangre más importantes de la capital.

Y es que en las últimas semanas la donación del líquido vital ha disminuido en más del 50 por ciento.

Para el caso en las salas del Programa Nacional de Sangre que lidera la Cruz Roja Hondureña, en las últimas dos semanas han descendido de 150 a unos 30 las personas que llegan a donar.

Al comparar las cifras del año pasado con el actual, de entre enero a octubre la reducción es de un tres por ciento.

La situación política que atraviesa el país, sumada a la falta de conciencia de la población al desconocer la importancia de donar una unidad de sangre, es lo que ha desencadenado la reducción de los donantes voluntarios.

“El suministro que nosotros realizamos depende de varios factores, pues son diversos motivos por los que un paciente requiere una transfusión de sangre”, explicó Reina Espinal, gerente de promoción del Programa Nacional de Sangre de la Cruz Roja Hondureña.

La entrevistada comentó que la organización mantiene todo el año diferentes actividades para incentivar la donación, como las carpas en el centro de la capital, universidades y visitas con unidades móviles a diferentes organizaciones y empresas.

DistribuciónEntre tanto Rolando Pedraza, gerente médico del Programa Nacional de Sangre, indicó que la institución en la actualidad abaste 70 por ciento al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Una vez captada la unidad de sangre el líquido se fracciona en cuatro componentes: glóbulos rojos empacados, plasma, crío precipitado y concentrados plaquetarios.

“Los que más demanda tienen son los glóbulos rojos y plaquetas, lamentablemente las plaquetas tienen un durabilidad de cinco días, al sexto día la unidad es descartada”, destacó Pedraza.

DonantesEste año la Cruz Roja ha recibido la visita de unos 17,000 donantes, y el año pasado se recibieron más de 19,000 voluntarios.

Juan José Castro, presidente de Cruz Roja, hizo un llamado a la población para que se sumen a la noble causa.

“Los costos por tratar las unidades de sangre son mínimos para comprar los insumos, bolsas y retroactivos en el exterior.

Todos nuestros procedimientos son de alta calidad, ningún otro establecimiento lo tiene”, aseguró Castro.

SolidaridadPor su parte Karen Colindres, del Banco de Sangre del Hospital Escuela Universitario (HEU), solicitó a los capitalinos y población en general presentarse al sanatorio a donar el vital líquido.

El HEU tiene en su departamento unas 600 a 700 unidades de sangre como reserva, esto es para casos de emergencia, por lo que a diario demandamos de una cantidad por las cirugías.

“Con la situación sociopolítica que se vive solo vienen como 70 personas, cuando en días normales atendemos unos 140 voluntarios”, agregó la galeno.

La personas que desean donar sangre deben de ser mayores de edad, si poseen tatuajes pueden realizarlo después de un año de haberse realizado la marca, un peso mayor a 110 libras, entre otros requisitos.